Turismo

Monumentos

La iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción

Declarada bien de interés cultural, está situada en el centro de la localidad y comparte el espacio de la plaza Mayor con el ayuntamiento y un grupos de viviendas de arquitectura tradicional.

Según distintos apuntes de los libros de fábrica, buena parte de la plaza estuvo ocupada por un primer cementerio.

Sus orígenes estarían en un primer templo de finales del siglo XII o comienzos del XIII que se en el siglo XVI se transforma organizándose en tres naves con impresionantes formeros de 17,05 m adornados con pomas y en el siglo XVIII se edifica el crucero (costeado por el Conde de Adanero D. Pedro Núñez de Prado).

El edificio ha contado a lo largo de los años con tres cabeceras distintas, dos cuerpos de naves, distintos pórticos y se han cambiado los remates de sus dos torres.

De la construcción primitiva conserva diversos restos que atestiguan la prestancia de un edificio acorde con la referida pujanza de Adanero en época medieval. Según estos vestigios, estaría construido en ladrillo y tapial y constaría de cabecera semicircular, tres naves y torres al norte y poniente. De la cabecera se ha conservado el profundo tramo recto, adecuado al muro de la torre septentrional, donde se observa su articulación mediante pilares doblados que sostienen un fajón.

La iglesia se organiza en tres naves, con crucero, y torre situada junto a la cabecera.

Presbiterio: dobles perpiaños (pieza que atraviesa el grosor de una pared) de ladrillo que se apean en pilastras.

Pórtico meridional (construido hacia 1794 por Blas y José Maroto, arquitectos de la Villa), flanqueado por columnas sobre las que descansa el entablamento que sostiene un cuerpo de espadaña abierta por un arco que alberga la imagen de la Asunción, obra del escultor arevalense Tomás Martínez Herrero.

Torre en el lado norte, junto a la cabecera, del siglo XVI, posiblemente obra de Esteban Frontino. El cuerpo bajo de la torre fue transformado en 1775 por Francisco Cecilia, conserva una magnífica pila de raza románica recorrida por gallones helicoidales con policromía en rojo y verde. La historia hace referencia a que tres hermanos comenzaron al mismo tiempo la construcción de las torres de Adanero, Pajares de Adaja y Donjimeno, proponiéndose hacerlas tan altas que pudiesen llegar a contemplarse los tres desde las respectivas atalayas. La torre destaca por su altura y por los adornos de estilo escurialense que la coronan.

Armadura de la nave central de par y nudillo poligonal, con limas moamares (cubierta de madera característica del arte mudéjar. Presenta forma de artesa invertida), decoración pintada.

La Cúpula adornada con figuras geométricas en perfecta simetría, en sus cuatro pechinas unos ángeles sostienen el escudo de la casa condal, decorados con vistosa policromía.

La Pechina de la cúpula.Escudo soportado por ángeles, perteneciente al apellido Núñez de Prado. Constan de cuatro espacios, apartados con franjas en cruz y adornados por un castillo, un árbol, tres torres y tres árboles.

Inscripción bajo la línea de impostas del crucero de la Capilla Mayor: "EL YLMº SEÑOR D.Pº NVÑEZ DE PRADO CONDEY Sr DE ESTA VILLA, PRESIDENTE DE LOS REALES CONSEJOS DE HACIENDA Y INDIAS, Y SUPERINTENDENTE JENERAL DE LA REAL HACIENDA, Y LA SÑORA Dª LEONOR DE LESQUINA HENAO .... RERO, SU MUJER Y SUS SUCESORES, SON CONJUNTAMENTE, PATRONOS, DE ESTA CAPILLA QUE EDIFICARON. AÑO 1702".

Retablo Mayor (1618-1619), tallas pertenecientes a Juan Fernández y Juan Sánchez (San Juan Bautista y Santiago), dorado por Gaspar del Pozo. La imagen de la Asunción, que ocupa el centro del retablo, es una escultura de José Galbán, 1711.

Retablo del Ecce Homo y retablo de la Virgen de Belén, retablo del Santo Cristo de la Agonía y Virgen.

Retablos realizados entre 1778 y 1780 por Fernando y Tomás Martínez Herrero, maestros escultores de Arévalo. Realizaron los retablos dos a dos, de ahí la simetría que presentan.

Retablo de San Miguel.

Fechado en Ávila en 1732 y restaurado en 1994, atribuido por Parrado del Olmo a Juan Rodríguez. Además de la predela, consta de dos cuerpos y tres calles, con sus respectivas entrecalles donde aparecen dispuestos los padres de la iglesia San Agustín, San Ambrosio, San Gregorio, San Jerónimo - alternados con unos tondos dedicados a los cuatro evangelistas. El retablo desarrolla un programa iconográfico tomado de la Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine. En su restauración se incorporaron a la calle central El llanto sobre Cristo muerto, en el cuerpo inferior, y la Crucifixión, en el superior.

Atribuido como obra de Bartolomé Esteban Murillo hacia 1670-75 por Gómez Moreno y Angulo, procedente de la colección del Conde de Adanero, Antonio Núñez de Prado. El oleo representa a Santa Ana sosteniendo en sus rodillas al Niño Jesús, mientras su madre María le ofrece el pecho para amamantarlo.

Representación del Santo Entierro, reproducción de un cuadro de Tiziano, cuyo original se conserva en el Museo del Prado. Adquirido por 40 reales en el año 1970.

Ecce Homo, donado por D. Pedro Núñez de Prado (Conde de Adanero) en 1683. Talla de impresionante dramatismo, podría ser obra del centro escultórico español del siglo XVII, denominado castellano, enclavado en Valladolid.

Órgano datado a finales del siglo XVIII (1794-1800, Tomás Martínez Herrero). Según consta hubo un órgano anterior obra de Antonio Muñoz el cual fue vendido a la iglesia de Sanchidrián en el año 1794 por 5.000 reales de vellón. El actual es obra de Juan Francisco de Verdalonga, Maestro Organista de Guadalajara, el importe total del montaje del órgano y traslado desde Guadalajara fue de 39.748 reales. La caja del órgano se muestra como un pequeño retablo, ,la decoración es obra de Luis Pérez.

Confesionarios barrocos diseñados por Fernando Martínez Herrero hacia 1783, adornados con columnas con capiteles corintios, temas vegetales y rocallas de oro.

Púlpito, de hierro forjado realizado en 1720 por Fernando Alonso, cerrajero de Martín Muñoz. Escalera, de piedra de Navas de San Antonio, cincelada por José González.

Porta cirios de hierro forjado, trabajo renacentista de mediados del siglo XVI, formado por tres pies terminados en garra de águila. En la parte superior una pieza hexagonal con varias figuras mitológicas.

Material de consulta:

  • Guía El Mudéjar, Provincia de Ávila/Cuadernos de Patrimonio Abulense, nº 11/Mª Luisa López Fernández.
  • Memoria mudéjar en La Moraña/José Luis Gutiérrez Robledo y otros/Edita ASODEMA/PROYECTO LEAL/Ávila,2011.
  • Adanero, Título de Villa y Condado. Datos para su historia y arte. /Eusebio Herráez Herráez /Obra Cultural de la Caja de Ahorros de Ávila./Ávila 1990.
10 fotografías asociadas.
  1. general de la iglesia.jpg

    144'28 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  2. general iglesia.jpg

    170'52 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  3. planta iglesia.jpg

    41'89 kbs. | 17/10/2016 | ver...
  4. portico de la iglesia.jpg

    164'95 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  5. foto 01.jpg

    212'86 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  6. foto 02.jpg

    206'79 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  7. foto 03.jpg

    214'87 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  8. foto 04.jpg

    184'58 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  9. foto 05.jpg

    188'41 kbs. | 17/11/2016 | ver...
  10. foto 06.jpg

    154'55 kbs. | 17/11/2016 | ver...
P0500100C